Cambió el sector editorial, mas no avanzó ley del libro

El Universal publicó este domingo un resumen de Yanet Aguilar sobre los movimientos de la industria editorial mexicana en 2006 —una radiografía del presente de los libros en México.

Cambió el sector editorial, mas no avanzó ley del libro
Yanet Aguilar Sosa

Editores señalan que la diferencia es abismal entre lo que América Latina exporta a España y lo que importa de allá

De acuerdo con las cifras que año con año recoge la Federación de Gremios de Editores de España a través de su “Informe sobre el sector español”, en 2003, la relación importación/exportación fue 153 a 1, es decir, por cada euro que los latinoamericanos exportan a España, esa industria europea vende al mercado de América Latina 153 euros.

Mientras España publicó en 2005 más de 69 mil títulos, con un tiraje global de 321 millones 469 ejemplares, en México, las cifras estimadas apenas superan los 20 mil títulos al año, que representa poco más de un millón de ejemplares, y de entre esos, sólo algunos se exportan.

Joaquín Díez–Canedo, gerente editorial del Fondo de Cultura Económica (FCE), asegura que la balanza de importación/exportación con España es tan desigual que México importa al menos 100 veces más de lo que exporta a esa nación, sólo por debajo de Francia y el Reino Unido, que son los mayores compradores de libros españoles.

Reconoce que no hay punto de comparación y las diferencias son abismales, por eso la apuesta de la editorial del Estado mexicano está en la creación de nuevas librerías para promover el libro mexicano en diferentes países, como lo harán en el primer trimestre del año con la apertura de una librería en Colombia, que se sumará a las ya existentes.

A la par del desequilibrio que hay en los libros producidos en México que se venden y los españoles que se compran, el mercado editorial mexicano sufre transformaciones. Este año surgió la editorial Suma de Letras que se distingue por publicar libros exitosos: la vocación es convertirse en un sello de referencia para la novela de entretenimiento, con libros como La Malinche, de Laura Esquivel; El beso, de Elizabeth Hickey; Fan Tan, de Marlon Brando y Donald Cammell, y La muerte del papa, de Luis Miguel Rocha.

En el caso de la editorial Tusquets, sus directivos están conscientes de que la industria editorial depende del mercado como cualquier otra empresa. Su directora literaria, Verónica Flores, dice que pese a que las estadísticas señalan que en México se leen 2.9 libros, Tusquets logró un incremento de 40% en sus ventas con respecto del año anterior.

Esta editorial no publica libros de inmediata oportunidad política, ni de superación personal, su catálogo es más restringido y se limita al ensayo y a la narrativa, aunque en España el sello publica mucha poesía. “A medio y largo plazo pasa a ser una garantía que el verdadero lector aprecia, y asegura un público fiel y constante”, señala Flores. Dice que 50% de los ingresos de la editorial proviene de la importación.

La ley que no llegó

El 2006 fue un año de cabildeos por parte del gremio de la industria del libro y el Poder Legislativo, para que fuera aprobada la Ley de Fomento a la Lectura y el Libro.

Todo parecía ir bien, ya había sido aprobada por los diputados y senadores, pero el 1 de septiembre, el entonces presidente de México, Vicente Fox, vetó la propuesta legislativa en el asunto específico del precio único y la regresó a la Cámara de Senadores, donde se encuentra actualmente.

La ley plantea entre otras cosas que un libro tenga el mismo precio de venta en cualquier lugar del país para con ello alentar la creación de librerías que, a decir de Arturo Amhed, vicepresidente de la Asociación de Libreros Mexicanos, está concentrada en la ciudad de México al menos 40% de las librerías, y las que se encuentran en otras ciudades del país, en desventaja por cuestiones de flete y porque no pueden ofrecer un amplio catálogo, prefieren adquirir los libros que aseguren su venta.

Editores van y vienen

A lo largo de 2006 se dieron varios movimientos en la industria editorial mexicana, uno de los más sorprendentes fue la adquisición de editorial Diana por el Grupo Editorial Planeta, compra que se concretó en noviembre de este año, cuando Carlos Lugo, director editorial de Planeta México, hizo oficial la compra/venta. Lo anterior significa, entre otras cosas, que la obra del Premio Nobel de Literatura 1982, el colombiano Gabriel García Márquez, pasará completa a los activos de Planeta y le permitirá a la editorial entrar a la bolsa de valores por los varios millones de pesos que representan la venta de libros del autor de Cien años de soledad y El amor en tiempos del cólera.

En el sector, en el año que concluye se dieron otros movimientos. El editor Jesús Anaya Rosique salió de Grupo Editorial Planeta luego de nueve años como director editorial. También dejaron esta casa Andrés Ramírez y Roberto Bianchi, quienes entraron a Random House Mondadori y a editorial Castillo, respectivamente.

También, a finales del año, el periodista y escritor Braulio Peralta dejó Random House Mondadori, donde ocupaba el cargo de director editorial y se incorporó a Grupo Editorial Planeta, mientras que Gabriel Sandoval ocupó la gerencia general.

El año que concluye fue bueno para autores y editores, por ejemplo Tusquets Editores incorporó en su catálogo al escritor David Toscana, con su novela El ejército iluminado, quien había publicado su obra anterior con Random House Mondadori. Otra de las editoriales que integraron a nuevos autores a su catálogo fue Alfaguara, que este año publicó novelas de Jorge Volpi e Ignacio Padilla, autores que estaban en Planeta.

En tanto que el Fondo de Cultura Económica cerró el año con una excelente noticia: firmó con el escritor Carlos Fuentes un convenio para la publicación, a partir de 2007, de su Obra Reunida, que representa el retorno del autor mexicano a la casa que lo vio nacer y publicó sus novelas La región más transparente, La muerte de Artemio Cruz y Las buenas conciencias. Con la publicación de su obra reunida se lanzarán alrededor de 14 volúmenes, de los cuales, por lo menos dos, aparecerán el año que viene.

A la casa que le fue bien en este 2006 fue a Editorial Sexto Piso, que con tres años en el mercado ya ha conformado un catálogo con autores reconocidos. Este año publicó con gran éxito títulos como Marcel Proust. En busca del tiempo perdido, de Stéphane Heuet; Extrañando a Kissinger, de Etgar Keret, y Contar cuentos, una antología de relatos reunidos por la premio Nobel de Literatura 1991 Nadine Gordimer, de autores como Arthur Miller, José Saramago, Es´kia Mphahlele, Salman Rushdie, Ingo Shulze, Gabriel García Márquez, Margaret Atwood y Günther Grass, entre otros.

Nuevos espacios para lectores

A la par del grave diagnóstico de la situación de las librerías mexicanas, se vivió el surgimiento de nuevos espacios, particularmente en el Distrito Federal, donde los lectores cuentan con un tipo de oferta especializada, un ambiente diferente y una vocación que recupera el diálogo entre el lector y el librero especializado. Vimos nuevas librerías en centros comerciales y apuestas novedosas como la de Conejo Blanco, en la Condesa, amén de dos nuevos centros culturales: El Bella Época, del Fondo de Cultura Económica, y el Centro de Lectura en la Condesa, del Instituto Nacional de Bellas Artes.

El año cierra con innovaciones en materia de librerías, esos espacios dedicados a libros han incorporado nuevos elementos como discos, videos, cafeterías, salas para la lectura, áreas diseñadas para lectores infantiles e incluso con salas de cine. Se han convertido en centros culturales y lugares de encuentro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: