Enseñar a leer

Varias personas me han preguntado cómo deberían enseñar a sus hijos el hábito de la lectura. El tema siempre me ha interesado, no sólo porque yo mismo he puesto en práctica algunos consejos que recomendara la escritora Liliana Santirso —animadora fundamental de la lectura infantil, sobre todo por la fuerza de su editorial Amaquemecan—, sino porque encuentro en la lectura un camino idóneo para la comunicación familiar. Los consejos que aquí cito fueron expuestos por la escritora en la Casa de Cultura de Toluca, Estado de México, hace poco más de 20 años.

1. Haz de la lectura un momento especial. Sea antes de dormir o después de hacer la tarea, crea un ambiente de comodidad y plena disposición de tiempo. Recuerda que la lectura es recreación e imaginería, de ahí que tus hijos deban sentirse en libertad de fabular cualquier fantasía alrededor de lo leído, en una atmósfera de confianza y creatividad.

2. Impide que la lectura sea un castigo o una imposición.

3. Para los más pequeños, elige lecturas con rimas, que al ser leídas en voz alta se fijen en la memoria por su ritmo y su intrínseca musicalidad. Si tus hijos son más grandes, escoge historias sencillas; si son mayores, elige historias contemporáneas. El mejor hábito nace sólo del interés personal del lector.

4. No impongas un parámetro de atención ni exijas que tus hijos estén quietos y en silencio mientras les lees. Aunque en apariencia tus hijos no hagan caso de la lectura, están escuchándote.

5. No te desesperes. El hábito de la lectura se aprende con dedicación y constancia.

6. Diviértete leyendo en voz alta: la voz de un personaje puede ser reproducida con una voz impostada o haciendo gestos que proyecten las emociones y las ideas plasmadas.

7. Si ya has logrado constancia y notas interés de tus hijos en la lectura, pídeles que ellos lean algunos pasajes, que cada vez pueden ser más grandes. Procura extender el placer de leer a otras actividades; fabrica con tus hijos títeres, ilustraciones y juguetes, a partir de personajes o situaciones referidas en los textos.

8. No los corrijas mientras leen, eso crea inseguridad en ellos.

9. Hombres y mujeres deben leer en voz alta a los pequeños. Éstos aprenderán que la lectura es una actividad de ambos sexos.

10. La mejor enseñanza es el ejemplo. Si los hijos ven que sus padres leen con frecuencia y si en casa siempre hay libros a la mano, comprenderán que la lectura es una actividad cotidiana, familiar, importante.

Estos diez consejos ayudan a desarrollar, nada más y nada menos, las competencias comunicativas fundamentales del ser humano: leer, escribir, hablar y escuchar. Qué mejor regalo para nuestros hijos.

Anuncios

2 pensamientos en “Enseñar a leer

  1. porfirio dice:

    ¡Qué bueno que tienes ese tiempo de lectura, sobre todo por el placer que entraña descubrir, junto a tu hijo, nuevos mundos! Saludos.

  2. Tomas Guadarrama dice:

    Felicitaciones, me parece estupenda tu participación. Ahora procuro tener un tiempo de lectura con mi hijo pequeño. Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: