Feos y hermosas

“México sigue siendo un suelo lleno de feos y hermosas”, concluyó Jesús Quintero en la presentación del Novísimo diccionario del amor y de otras cosas, tan útil para los feos como para las hermosas, en la reedición del libro originalmente escrito en 1885 por Adolfo Llanos (1834–1894). Con esa frase quiso señalar que el humor modernista del siglo XIX sigue vigente en los albores del XXI, creencias y prejuicios incluidos.

Más allá de sociologías apresuradas, considero que estas definiciones pueden darnos momentos de solaz esparcimiento, especialmente en este mes; consigno algunos ejemplos que comienzan con la letra A, extraídos de la edición de 2003 de Verdehalago, Conaculta e INBA.

ABSOLUCIÓN. Según los amantes, permiso para volver a pecar.

ABSOLUTISMO. Sistema gubernamental del amor.

ABSTINENCIA. Suplicio, cuando es forzada. Heroicidad, cuando es voluntaria.

ACABAR. Prólogo de arrepentirse.

AERONAUTA. Amor en busca de dinero.

AHÍTO. Enfermedad de rico.

ALCANCÍA. Vasija que pocas veces resiste a los golpes de la impaciencia.

ALCOBA. Templo del amor y sepulcro del matrimonio.

ALFABETO. Del amor: a los diez años se deletrea; a los quince se aprende más de la mitad; a los veinticinco se sabe de corrido; a los treinta se usa con afán; a los treinta y cinco, se abusa de él; a los cuarenta, se critica; a los cuarenta y cinco, se vuelve a deletrear; a los cincuenta, se recuerda; a los sesenta, se olvida.

ALMOHADA. Consultor nocturno. Se le pide opinión sólo porque no la da.

AMANTE. El polo opuesto del marido. Ascenso inmediato del novio.

AMISTAD. Amor sin espinas.

ANIVERSARIO. Recuerdo que golpea las puertas del sentimiento, o las de la caja.

ANTESALA. Lugar de donde nunca pasan los tímidos.

ANTROPÓFAGO. El prestamista.

AQUEL. Nombre del marido a los dos años del matrimonio.

ARENA. Papel para escribir juramentos.

ARTISTA. Persona que tiene un sentido más para gozar y padecer.

ASCENSO. Empujón de la suerte. Los ascensos, en la escala del amor, no son nunca por antigüedad.

ASISTENTE. Buena persona.

ASNO. Tonto degenerado. Héroe de la mansedumbre y caricatura de la resignación.

AUDACIA. Pecadillo que las mujeres dispensan con gusto, cuando no lo premian.

AUSENCIA. Curación radical de las enfermedades morales.

AZAR. Juego predilecto de los humanos. Única garantía de la dicha. Personaje que se entremete en nuestros asuntos cuando menos se le espera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: