Calidad periodística

Ignacio Rodríguez Reyna, director del semanario Eme Equis, razona en el prólogo del documento Propuesta de indicadores para un periodismo de calidad en México, publicado en 2006 por la Universidad Iberoamericana (UIA) —en su espléndida colección Biblioteca Francisco Xavier Clavigero: 

“Hoy, los periodistas tienen una mayor preparación educativa, disponen de más y mejores herramientas tecnológicas, cuentan con un mayor acceso a la información pública y ejercen su actividad profesional en un ambiente en el que, por lo general y sin descartar excepciones, la libertad de expresión es muy amplia. 

”Pero estas mejores ‘credenciales’ no han presentado, en mi opinión, un vuelco en la calidad del periodismo que se hace y por consiguiente sería muy aventura e ilusorio sostener que el producto de nuestra actividad, los productos informativos que entregamos a los ciudadanos, correspondan a sus necesidades y expectativas.” 

No puedo estar más de acuerdo. El periodismo mexicano está emplazado a mejorar sus contenidos, clarificar sus relaciones con los poderes políticos, proponer su propia agenda y acercarse a la opinión de sus lectores y escuchas; en síntesis, ser un interlocutor de solvencia moral. 

Por eso es valioso pensar en el desarrollo de indicadores para medir el periodismo mexicano de calidad, hoy que la profusión de palabras, manifestada en los foros públicos —incluidos en primer lugar los medios de información—, contribuye a enrarecer el clima de inseguridad pública e incertidumbre privada. Leer periódicos hoy es dudar de sus contenidos. Hace falta confiar en la información escrita y electrónica; en eso coinciden varios. Apenas el 13 de abril de 2007 se presentó en la UIA la segunda edición del libro Periodismo de calidad. Propuesta de indicadores, editado por la Iberoamericana y la Fundación Prensa y Democracia México, AC, entre otras instituciones, con prólogo del periodista colombiano Javier Darío Restrepo (1940). 

Esta publicación recoge las conclusiones del Encuentro por un Periodismo de Calidad, convocado en Guadalajara por la Organización de Estados Americanos (OEA) y al que asistieron 100 periodistas latinoamericanos. De acuerdo con la reseña periodística, el libro contiene ocho indicadores del desempeño profesional de los informativos —que no de su impacto en sus lectores y escuchas—, relativos a la verificación de datos y contextualización (rara palabra) de la información; la instrumentación de mecanismos de “contrapeso a los medios”, como el derecho de réplica y el defensor del lector; equidad en la asignación de publicidad, y por supuesto los códigos de ética. 

Detrás de la formulación de indicadores no está el afán de estandarizar las tendencias periodísticas (connaturales al ejercicio del periodismo), sino de “recuperar y ampliar la responsabilidad de los medios con la sociedad como criterio de calidad”, explica Restrepo. Suena razonable. Quizás antes de que leas el título presentado el viernes 13 de abril, te sea interesante comenzar a pensar en el tema con el libro Propuesta de indicadores para un periodismo de calidad (pdf).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: