Las horas negras

De la serie *Las horas negras*, de Patricia Aridjis 

Cada día me sorprendo más de las posibilidades de la fotografía. Ahora me asombra, por ejemplo, este trabajo de Patricia Aridjis, Las horas negras, que ha puesto en internet para el estremecimiento de quienes admiramos su trabajo. 

De acuerdo con el sitio de la Fundación Pedro Meyer, Patricia Aridjis “trabaja como fotoperiodista independiente para varias publicaciones en México, y durante los últimos años se ha especializado en la fotografía documental. Ella ha trabajado en periódicos y revistas de la ciudad de México. En 2006, Patricia obtuvo el patrocinio de una organización española llamada Revela que apoya trabajos sobre artículos de fotografía con temas sociales. En 2002, recibió la beca del programa del estímulo para proyectos culturales del FONCA (Fondo Nacional para la Cultura y las Artes). Ese mismo año, ganó el primer lugar en la Concurso de Fotografía Antropológica de la Escuela Nacional de Antropología e Historia y en 2001 recibió el primer lugar en la V Bienal del Fotoperiodismo. En 1994 obtuvo la beca para  jóvenes creadores (FONCA); ha participado en cuarenta exposiciones colectivas y catorce exposiciones individuales”. 

Notimex la entrevista: 

Revela fotógrafa en un libro la vida de unas reclusas mexicanas 

México, 25 de septiembre (Notimex). Las horas negras es una publicación en la que su autora Patricia Aridjis explora el mundo de las cárceles de mujeres del Distrito Federal, Oaxaca, Michoacán y Morelos. En entrevista con Notimex, la autora reveló que ese libro fue una experiencia difícil, de la que aún no se repone, porque implicó entrar en un mundo de soledad y oscuridad absolutas.A ello se añadieron los sufrimientos indecibles, autocastigos y afectos emergentes entre internas que vierten en el lesbianismo, la drogadicción y los intentos de suicidio, sus sentimientos.

“La idea en un principio fue fotografiar la maternidad de las reclusas. Todo surgió a raíz de una serie de fotorreportajes para un diario capitalino donde tocábamos algunos aspectos de la vida en reclusorios.

“Me llamó la atención el que hecho de que las madres vivieran con sus hijos en el encierro. En un principio pensé captar ese momento, pero después me adentré al tema, es decir me di cuenta que había otros aspectos importantes de la vida en el encierro”, dijo.

La publicación, que se presentará el próximo 3 de octubre en el Museo Archivo de la Fotografía de la Ciudad de México, contiene una selección de 36 imágenes en las que presentan aspectos claves de la vida en reclusorio, como amoroso, la maternidad, la soledad, la solidaridad, la desolación y el entorno.

De acuerdo con su autora, la intención de publicarlas, surgió porque consideré importante, lo que con mis ojos percibí la vida en los reclusorios, pero también escuchar de viva voz, puño y letra, el estar en prisión.

Según la fotógrafa, no fue fácil retratar estos aspectos, pues para ello, comentó que tuvo que ganarse la confianza de las reclusas. “Dejar la cámara a un lado para escuchar las historias que contaban”, dijo.

Para entrar en ese mundo destacó haber invertido jornadas enteras, a veces hasta de 12 horas una vez a la semana, para esperar las escenas descarnadas o muy tiernas que logró captar con su cámara panorámica, ya que en ningún caso pretendió ocultar su propósito ni incurrir en el behaviorismo.

En algunas de las fotografías del libro, que tardó tres años en realizar, se presenta el caso de una joven de 20 años de nombre Esperanza, quien purga un castigo carcelario muy largo en Santa Martha Acatitla (Distrito Federal) por haber asesinado a su madre.

Esta, según Aridjis, la obligaba a prostituirse y en fecha cercana se metió con su novio. En la foto aparece cubriéndose el rostro con el brazo izquierdo, cuya muñeca exhibe el corte de venas de su intento de suicidio más reciente.

Hay una historia de amor lésbico con final relativamente feliz, porque cuando una de las mujeres terminó su condena y salió, fingió un robo a un amigo para volver a la cárcel y reencontrarse con el “amor de su vida”.

Patricia Aridjis captó a esta pareja en un beso de boca a boca, mientras se hallaban en el patio de la cárcel sobre un petate y rodeadas por otras internas que se desentienden de la escena, la cual carece absolutamente de morbo.

“Me contaban de todo. Son historias de mujeres que pertenecen a núcleos familiares muy disfuncionales donde ellas viven a la deriva, en la calle, etcétera”, agregó.

Las horas negras contiene imágenes de mujeres dándoles de comer a sus bebés a través de las rejas, acicalándose, bañándose, vistiéndose, viendo televisión, paseando en los patios y corredores, llorando, escribiendo cartas, platicando, peinándose, asoleándose.

Incluso, destaca una imagen en la que se exhibe en su seno desnudo un tatuaje con el rostro de Cristo, mientras amamanta a su bebé y platica con otras internas.

Durante la presentación de la publicación, se inaugurará una muestra con 30 imágenes inéditas sobre el mismo tema.

Las horas negras es un trabajo editado por el reconocido fotógrafo Francisco Mata Rosas, con el apoyo del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca).

Desde hace 15 años, Patricia Aridjis es fotoperiodista independiente con trabajos publicados en periódicos y revistas de la ciudad de México.

En 2006 fue patrocinada por la revista española Revela, que apoya proyectos de contenido social. En 2001 y 2002 ganó el primer lugar de la V Bienal de Fotoperiodismo y el Concurso de Fotografía Antropológica de la Escuela Nacional de Antropología e Historia. Ha participado en 40 exposiciones colectivas y montado 14 muestras individuales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: