¿Gestión corresponsable de la cultura?

“Gestión corresponsable de la cultura” es una de las estrategias del Programa Nacional de Cultura 2007-2012, presentado el pasado lunes 10 de diciembre por el Presidente Felipe Calderón. Es de suponer que ese enunciado incluya la participación de la sociedad civil y de los organismos estatales y municipales de cultura en la orientación coordinada de la política pública nacional en la materia.

“La expresión cuantitativa y puntual, así como las líneas de acción detalladas y específicas” de esa estrategia —se lee en el documento— “corresponde a los programas de trabajo para el periodo y a los programas anuales de cada una de las unidades administrativas del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y de las entidades que coordina”.

Es decir, nada cambia respecto de 2006 y 2007. Hasta ahora, la capacidad de cada organismo local de cultura para negociar la participación de recursos federales en su entidad; la habilidad para hacerse oír en las reuniones nacionales de cultura, e incluso la gestión de los legisladores federales para destinar recursos a proyectos específicos de cultura en todas las regiones de la República, penden de la voluntad de las autoridades federales.

Es así que la “expresión cuantitativa y puntual” de aquella “gestión corresponsable de la cultura” es de aplicación discrecional, coyuntural, aislada.

Eso se debe a que no hay un órgano colegiado nacional de cultura que recoja de manera permanente, sistemática e incluyente la voz y el voto de los organismos de cultura locales, bajo el principio del federalismo participativo y transformador de la República actual.

Un efecto de esa falta es, por ejemplo, el que las autoridades federales no establezcan públicamente los criterios de asignación de recursos a las entidades federativas para impulsar eso que el Programa denomina “igualdad de oportunidades”.

En marzo de 2005, en el marco de la IX Reunión Nacional de Cultura, en Zacatecas, la entonces presidenta del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes definió a aquella reunión como “una conquista de la nueva política cultural”; han pasado más de dos años desde entonces: sus palabras siguen siendo vanas.

Por cierto, leí el Programa Nacional de Cultura 2007-2012. El mensaje de la secretaria de Educación Pública, Josefina Vázquez Mota, tiene faltas de ortografía y erratas notables. Se hizo con mucha prisa, pero qué falta de cuidado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: