Tintorería mexicana

*Tintoreria mexicana*, de Raúl Pontón Zúñiga, publicado en la Colección Mayor de la Biblioteca Mexiquense del Bicentenario 

En la Colección Mayor de la Biblioteca Mexiquense del Bicentenario se publicó hacia finales de 2007 el libro Tintorería mexicana, del maestro Raúl Pontón Zúñiga, una investigación ejemplar que obtuvo en 1998 el Premio Tenerife al Fomento y la Investigación de la Artesanía en España y América. 

Con la sencillez y la precisión del erudito, Pontón Zúñiga describe la variedad de colores vegetales —e incluso de animales, como la grana cochinilla o el caracol púrpura— con las que se pueden entintar fibras naturales; se detiene a explicar las técnicas para colorear lana, algodón, seda, rafia, madera, majahua y pita mediante procesos orgánicos, y concluye con la exposición de distintas aplicaciones de los colorantes naturales, como el teñido de pulpa para hacer papel. 

Fotografia de Raúl Pontón, de Walter Reuters, tomada del libro *Tintoreria mexicana*

En las casi 200 páginas de este libro conocemos las diferentes formas de extraer y aplicar el color natural a distintos materiales orgánicos, entre anécdotas que nos permiten ponderar la importancia de este conocimiento entre las comunidades indígenas de México y de otros países de América Central. Ante nuestra vista pasan la corteza y agallas del encino, el roble, el aile, el mangle colorado, el guamúchil, la parota, el cascalote, el coco, el aguacate, el pirul, el nogal, el frijolillo, el tepemezquite y los líquenes; el palo de Campeche, el palo de Brasil, el bejuco, el añil, el muitle, la mora, el pericón y la gualda; un amplio catálogo de fibras, como la palma jipi, la rafia, la majahua, el algodón, la seda, la lana, y los químicos que les dan tonalidad, brillantez y fijación a los colorantes, como el alumbre, el vinagre, el jugo de limón, el óxido de hierro, la sal, la cal, la ceniza, el nejallo o agua de maíz cocido con cal, los orines fermentados y el bicarbonato de sodio.

El propósito esencial del maestro tintorero es reivindicar el conocimiento ancestral de las comunidades indígenas, que aprovechan los recursos de la naturaleza para satisfacer su necesidad de vestido y, con ello, de producir belleza sin afectar el medio ambiente. Y sobre todo, está la vocación de perpetuar el conocimiento indígena que sirve para transformar los recursos renovables en materia viva, portadora de cultura. 

Una vez que uno termina este libro de provechosa lectura, queda la impresión de que Raúl Pontón Zúñiga es, antes que nada, un enamorado del color. Así lo percibí desde la primera vez que lo escuché hablar, en julio de 2006, en una conferencia que él dictó en el Museo de Culturas Populares, en Toluca. A su manera, este maestro artesano ha profundizado en la sabiduría de los pueblos para satisfacer su propia necesidad de conocer los colores que, hoy lo sabemos, dan sentido a nuestra identidad; con ello, ha logrado revelar ante nuestra vista un amplio sustrato de nuestro ser contemporáneo; de ahí proviene, estoy seguro, el gran respeto que nos merece: con él pervive la necesidad de no olvidar nuestro pasado, que nos da plena existencia. 

En un viaje reciente a Teotitlán del Valle, en Tlacolula, Oaxaca, pude constatar la riqueza de este conocimiento y su honda huella en la conciencia de nuestros días: una mañana visité con mi familia los talleres de Ernesto Vásquez García, de origen zapoteco, reconocido en el mundo por la alta calidad de los tapetes que produce en su taller familiar. Con el orgullo que da poseer un capital cultural de gran importancia, Ernesto nos confirmó lo que ya habíamos entrevisto al admirar las piezas de lana producidas en el taller: su oficio da sustento a su familia y proyecta en el mundo el saber de las generaciones que le antecedieron; es la manera que él ha encontrado de honrar la memoria de su padre, el maestro Isaac Vásquez. 

El deseo de trascender que nos es común a los seres humanos ha encontrado expresión en este antiguo oficio de teñir fibras naturales con materiales orgánicos, cuyo uso honra nuestro paso por la Tierra y nos ofrece la riqueza de un saber quizás escindido por la llegada de los colores artificiales; una lección que no podemos olvidar y que Tintorería mexicana, de Raúl Pontón Zúñiga, nos ayuda a tener presente.

Raúl Pontón Zúñiga, Tintorería mexicana. Colorantes naturales, Biblioteca Mexiquense del Bicentenario, Colección Mayor, Gobierno del Estado de México, 2007, 182 pp.

Anuncios

20 pensamientos en “Tintorería mexicana

  1. Angela dice:

    En dónde se puede encontrar un ejemplar del libro?

  2. es una lastima que “boludo Resendiz” se escude en el anonimato , pero se ve que resuma amargura y envidia , pero le aclaro nunca trabaje en la UNAM y claudia no es mi vecina, pero si hay dos claudias que pueden dar fe de nuestra amistad y respeto por las mujeres de aqui y de todo Mexico.
    !!!como me gustaria saber quien es “boludo -cobarde Resendiz” que por otra parte son mis primos, “los Resendiz” (saludos felipe Resendiz en Gringolandia)

  3. María R dice:

    Excelente libro, excelente maestro. Es un orgullo contar con personas tan talentosas en el área y esperamos otra publicación.

    Felicidades y muchas gracias por compartir su conocimiento!

  4. Boludo rezendiz dice:

    Soy de la comunidad de san jose deguedo estado de mexico este pimche viejo depravado es de ahi hace anos lo corrieron de launam por hacer pornografia infantil una de sus victimas es su vecina claudia pinche viejo mamon lo q deveria de inventar es una mezcla de hierbas aver si le sale pelo al pinche viejo ridiculo igual q su hermano mario putos viejos mamones

    • Sam Waiths dice:

      BOLUDO RESENDIZ:

      SE NOTA QUE NO ERES MAS QUE UN IGNORANTE, ANALFABETA, BOCON Y COBARDE SI TIENES ALGUNA PRUEBA DE TUS ACUSACIONES PRESENTA UNA DENUNCIA, O SI NO DEJA DE INSULTAR Y DESCALIFICAR, APAGA TU TELE Y PONTE A LEER UN LIBRO DE REDACCION, DEJA DE EMBRIAGARTE

      VEO QUE ERES UN NOVIECITO DESPECHADO, PONTE A TRABAJAR.

      MAGNIFICO LIBRO DEL AUTOR:

      EL MAESTRO HACE UNA APORTACIÓN INIGUALABLE A LA ARTESANIA MEXICANA, ES UN TEXTO CON INVESTIGACION PROFUNDA RECOPILATORIO DE TECNICAS ANCESTRALES

      FELICIDADES MAESTRO PONTON, MAGNIFICO LIBRO ESPERAMOS CON IMPACIENCIA OTRA PUBLICACION DE USTED.

  5. Del 12 al 18 de abril de 2010 en Guadalajara se llevará a cabo el evento Carmín de Grana: Arte y Ciencia, más información en http://www.actiweb.es/carmindegrana.

  6. Hector Beltran dice:

    Felicidades al Maestro Raul Ponton y un saludo de se su amigo Biologo Beltran , nos divertimos filmando diferentes aspectos del Caracol PURPURA durante nuestra estancia en Islas Marias

  7. Estoy en un medio de comunicación y me encantaría leer el libro para recomendarlo al aire,. Además de tener una sección de turismo, me encanta resaltar el patrimonio cultural del país. Ojalá tengan un teléfono para preguntar mas información. ya quiero leerlo!
    Julio García Castillo

  8. Manuel Reyes P dice:

    Tengo la enorme fortuna de ser familiar directo del Maestro Pontón y durante mí vida he visto el esmero que ha depositado en cada una de sus obras.

    Y este libro es el resultado de la pasión hacia las culturas indigenas, la naturaleza y al color de MEXICO.

  9. Hugo Pontón dice:

    Agradezco infinitamente el que hayan publicado este articulo del trabajo de mi padre que por mucho años y con muchos esfuerzos termino, para los interesados en adquirir este libro dejo el correo electrónico del maestro Raúl Pontón, deguedo@hotmail.com, ahí podrán escribirle directamente para cualquier consulta, también podrán visitar el taller de tintorería Mexicana y conocer en persona su trabajo

  10. yvan lopez dice:

    recien surgue el libro pero en realidad pueden salir muchos mas, raul es un experto del tema y con muchisima experiencia espero que no sea el ultimo, porsupuesto que me gusto mucho el libro. felicidades

  11. El libro, como se puede observar, es magnífico, fruto de la experiencia y el amor que el maestro tiene por su oficio. Es, también, un orgullo para México y para las comunidades cuyo patrimonio cultural él resguarda con tesón y maestría.

  12. Hola como primo del maestro ponton me siento orgulloso de sus logros, que ademas aca en chihuahua hay un pueblo que se llama Creel en donde aun sin conocerle fisicamente el ya es todo una leyenda. Gume

  13. Coincido completamente, María; es deseable que este conocimiento se multiplique en las escuelas, no sólo para la revaloración de la identidad que se muestra en este oficio, sino para producir más obras artesanales, que dinamicen las economías regionales de todo el país; hay numerosos ejemplos magistrales de esta sana práctica económica y del respeto que tiene entre los pobladores de México. Enhorabuena para el oficio del tintorero mexicano.

  14. María Rosano dice:

    Hola,

    Leí el libro del maestro Raúl Pontón.

    Su contenido es excelente, muy completo y sumamente didáctico. Me pareció uno de los mejores que he leído sobre el tema. Libros como este, hechos por maestros en el arte tintorero mexicano como el maestro Pontón, hacen que uno sienta el orgullo de ser mexicano. Ojala y el arte tintorero, el maestro Pontón y su libro tuvieran más difusión entre quienes hacen libros de texto para niños de primaria (para que incluyan este arte), y en regiones geográficas como el sureste de Mexico, de donde escribo. Ojalá y otros gobiernos de los estados se preocupen por difundir conocimiento ancestral. Mis felicitaciones al maestro Pontón y Gobierno del Estado de Mexico por financiar su obra.
    María

  15. Gracias, Celeste, sea ésta la oportunidad para enviarte un cordial saludo y un abrazo de feliz año nuevo.

  16. Celeste Ramírez dice:

    Querido Porfirio.

    Te agradezco esta importante difusión al trabajo del maestro Pontón. Asimismo, a Juana por el interés de esta edición.

    Muy buen espacio, Porfirio, de vez en vez me doy mis vueltas.
    Mucho éxito en el 2008.

    Celeste.

  17. Qué bueno que te interese el libro y el tema. El libro puede ser adquirido directamente en la sede del Consejo Editorial de la Administración Pública Estatal, que se encuentra en Emilio Baz # 101 C.P. 50000, Col. La Merced Alameda, en la ciudad de Toluca, Estado de México, en los teléfonos: 01 (722) 215 45 69 y en el correo electrónico: consejoeditorial@edomex.gob.mx, o bien al correo electrónico de la Secretaría de Turismo que, entiendo, es la dependencia que patrocinó la edición: info@turismo.edomex.gob.mx

  18. juana ramírez g. dice:

    Es un libro muy interesante, dónde podría consultarlo, me interesa saber cuáles son las técnicas a seguir. Gracias. JRG.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: