Cincuenta silencios o escondites

Luis Vicente de Aguinaga (1971) regaló a los lectores de su bitácora un poema: “Palomas”, originalmente publicado en el número 8 la revista Cultura Urbana, enero-febrero de 2006.

Palomas

Levanté la cabeza
y, al paso de las campanadas,
quise contarlas de una en una.

Conté cincuenta y cuatro
en cornisas y alféizares
y alambres de la luz.

Ya estaba oscuro,
por lo que habría cincuenta más
en los rincones, escondidas

o a punto de nacer, en huevos
rayados por el humo.
Los que venían a misa

ponían sus coches donde fuera
y en la plaza, cuadrada como siempre,
circulaban los ecos apagados

de un tiempo sin palomas, que dormían:
de un campanario a solas:
de cincuenta silencios o escondites.


Palomas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: