Seis fases para aprender a leer

 La lectura es siempre un proceso de construcción de significados. Desde que aprendemos a identificar las primeras letras y pronunciamos los primeros grupos de sonidos, estamos buscando y hacemos sentido.
A eso se refería el psicólogo colombiano Miguel de Subiría en su teoría de las seis fases de la lectura, que me gustaría referir en esta entrega.
1. Lectura fonética. El aprendiz convierte secuencias de signos gráficos en palabras. Otorga la habilidad de reconocer la lógica de la agrupación de letras.
2. Decodificación primaria. En esta fase comienza propiamente la comprensión del texto. Es decir, encuentra significados a unidades aisladas. Y es adecuada la denominación, pues descodificar es convertir, traducir, interpretar conceptos, término a término, uno por uno.
Aparte de la recuperación léxica y la contextualización, el mecanismo lector central dispone de dos mecanismos adicionales: la sinonimia y la radicación. Estos operan especialmente cuando durante el acto lector se encuentra vocablos o términos desconocidos.
3. La decodificación secundaria. El lenguaje expresa pensamientos o proposiciones. Por consiguiente, la lectura interpreta pensamientos o, mejor, proposiciones, los cuales vienen contenidos en las frases. En esta medida, las frases que los contienen son las verdaderas unidades minimas del lenguaje comunicativo. Esta fase desarrolla esa capacidad de comprensión, fundamental para arribar a fases más complejas de la lectura.
4. Decodificación terciaria. Esta fase consiste en identificar las macroposiciones, operación inicial para descubrir las relaciones lógicas, temporales y espaciales por las que se reúnen las ideas principales en un todo. Los textos no se organizan siguiendo un orden estricto, lineal, en donde las primeras proposiciones serían las más importantes. No. El orden debe ser descubierto por parte del lector. De eso se trata y en eso consiste la operación terciaria: de extraer la estructura semántica subyacente al texto leído.
5. Lectura categorial. Toda lectura es una suma de ideas y proposiciones.  De ello depende la identificación de la esencia. Las ideas restantes cumplen dos funciones: o argumentan la tesis, o derivan de ella. Un tercer tipo adicional de proposiciones delimita algunos términos y conceptos, e identificarlos es la base de la comprensión total de la comunicación escrita.
6. Metasemántica. La última fase de la comprensión lectora estriba en la capacidad de contraponer las ideas de otros textos y las ideas contenidas en el texto leído. Mostrar sus diferencias, sus complementariedades, sus inconsistencias. Confrontar la obra leída con otras obras o con otros sistemas de pensamiento, eso hace que un texto sea comprendido cabalmente.
¿Cuántos de nuestros programas de fomento de la lectura nos llevan a esta última fase? Bien haríamos en pugnar por que acciones como “Leer para crecer” avancen cada vez más en ese camino. Es por el bien del fomento de una verdadera cultura de la lectura.
Anuncios

Un pensamiento en “Seis fases para aprender a leer

  1. POR FAVOR ENVIAR INFORMACION SOBRE LOS CICLOS DE LA LECTURA, POR EDADES.
    CARACTERISTICAS DEL APRENDIZAJE DE LA LECTURA EN NIÑOS DE 9 A 11 AÑOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: